Ámbito laboral para las personas con discapacidad

Uno de los grupos más marginados y vulnerables son las personas con discapacidad. Donde se puede observar de mejor manera esta desigualdad es en el ámbito laboral. Las personas requieren la realización de diversas actividades que impacten de manera positiva su desarrollo. El trabajo es una dimensión de este desarrollo; permite a las personas mejorar su nivel de vida. No solo les ayuda a generar recursos económicos y sociales, sino que también les permite la integración y participación dentro de la sociedad. La población con discapacidad se encuentra notoriamente más excluida de las actividades económicas que las personas sin discapacidad.

En México desgraciadamente las personas con discapacidad se suelen ver muy afectadas por diferentes tipos de discriminación laboral. Por el hecho de tener una discapacidad, muchas personas y empresas no les establecen un contrato de por medio, les reducen el sueldo y no les dan seguridad social, además de que las instalaciones de las oficinas donde laboran por lo regular no cuentan con estructuras universales para cualquier persona con discapacidad.


.

Antecedentes

El empleo está relacionado con la educación. Con esto dicho, se puede exponer las cifras del promedio de escolaridad entre las personas con discapacidad y sus pares sin discapacidad. En la población con discapacidad existe una media de escolaridad de 4.7 años contra 8.9 años de sus pares sin discapacidad (Zárate, Marín & Chávez, 2017). Solo el 5.25% de las personas con discapacidad en México han tenido el acceso a la universidad (D’Artigues, 2018). Es importante mencionar esto ya que es una de las grandes razones por la cual existe un desnivel laboral. Cabe agregar que casi la mitad de las personas con discapacidad vive en situación de pobreza: 39.4% en pobreza moderada, mientras que 10% en pobreza extrema (CONEVAL, 2017). Además de vivir en ese estado, los hogares que tienen personas con discapacidad gastan el triple en alimentos, viviendas y cuidados de salud comparado con el resto de la población (INEGI, 2012).

.

Situación laboral en discapacidad

El empleo de las personas con discapacidad es, en promedio, un 40% menor al nivel total, y este sector sufre un desempleo dos veces mayor (Díaz, 2018, p. 9). Es crucial mencionar que, aún con los datos dados, existe una discriminación en cuestiones de género. Los hombres tienen el doble de probabilidad de obtener trabajo a comparación de las mujeres; incluyendo también que los hombres con discapacidad llegan a ganar más que las mujeres con discapacidad. Del total de la población con discapacidad, el 32% no recibe ingresos.

Para la población con discapacidad que llegan a tener empleo, la calidad del trabajo a la que tienen acceso es otro aspecto de la desigualdad a la que se enfrentan dentro del ámbito laboral. Esto se debe a que la mayoría de las personas con discapacidad se insertan en el mercado laboral informal. La contratación de trabajo de medio tiempo es más frecuente en esta población que la de personas sin discapacidad. Como consecuencia, los ingresos de la comunidad con discapacidad suelen ser menores que sus pares sin discapacidad (Reyes & Márquez, 2015, p. 37). Solo el 25% de las personas con discapacidad con una ocupación económica tiene contrato y sólo el 27% cuenta con prestaciones médicas. A nivel nacional, estas cifras aumentan, quedando en el 40% y 43% respectivamente. De acuerdo con el CONAPRED (2018), las personas sin discapacidad pueden llegar a ganar hasta 151% más que las personas con discapacidad.

Las personas que cuentan con alguna discapacidad visual son las que se encuentran menos discriminadas, ya que el 39% de las personas con estas discapacidad se encuentran laborando, mientras que los más afectados son los que tienen limitaciones para transportarse, comer o vestirse por sí solos ya que sólo el 16% de ellos se encuentran laborando y los que tienen discapacidades mentales sólo el 11% se encuentra laborando y los que pueden moverse con ayuda de algún mecanismo el 30% se encuentra laborando.

En conclusión, la diferencia de ingresos impide a la población con discapacidad tener una vida digna y poder vivir con tranquilidad. Es necesario hacer énfasis y ruido en la sociedad para que los derechos de las personas con discapacidad sean respetados por todos. Páginas como incluyeme.com.mx se encargan de ayudar a las personas con discapacidad a poder conseguir un empleo digno o ayudar a empresas a contratarles. Las personas con discapacidad tienen el mismo potencial que sus pares sin discapacidad y todos los lugares donde se trabaja deberían estar adecuados en base al diseño universal. La inclusión es la base de la solución; es solo cuestión de ponerse a pensar desde diferente perspectiva para ver las injusticias que se le hacen a grupos minorías.

.

Autores: Antonio Díaz y Danae Arroyo

Referencias

  1. D’Artigues, K. (2018). El empleo más difícil. Recuperado de: Insuficiente, la inclusión de personas con discapacidad en México

  2. Díaz, M. (2018). El derecho al trabajo de las personas con discapacidad. Recuperado de: Impunidad Cero

  3. Ficha Temática: Personas con Discapacidad. (2018). Recuperado de: http://www.conapred.org.mx/userfiles/files/Ficha%20PcD(1).pdf

  4. Reyes, J., & Márquez, M. (2015). Análisis de la brecha de ingresos entre las personas con y sin discapacidad en ocupaciones no calificadas. Revista Latinoamericana De Población, (9(16)), 35-58. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=323841354003

  5. Secretaría de Educación Pública (2012). Discapacidad motriz. Recuperado de: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/3034/discapacidad_motriz.pdf

  6. Zárate, I., Marín, D., & Chávez, F. (2017). Perfil de personas con discapacidad en el nivel superior en México en la modalidad a distancia. Recuperado de: https://recursos.portaleducoas.org/sites/default/files/5181.pdf

3 Me gusta

También hay leyes para la inclusión de las personas con discapacidad. Para la cuestión laboral, se encuentra la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad; y la Ley Federal del Trabajo en el artículo 86 establece que, a trabajo igual, desempeño en puesto, jornada y condiciones de eficiencia también iguales, debe corresponder el mismo salario. Asimismo, en el artículo 133 de la misma ley, se prohíbe a los empleadores y a sus representantes negarse a aceptar trabajadores, entre demás razones, por discapacidad.

2 Me gusta