Dialogando y opinando sin miedo

Publicado en: Dialogando y opinando sin miedo - Knowledge

Autor: Armando Morquecho Escribir columnas de opinión es algo verdaderamente complejo. Esto es así no solo por el trabajo creativo que implica escoger un tema y desarrollarlo cada semana o cada día según sea el caso, sino que escribir columnas de opinión se vuelve complejo por un aspecto de fondo de carácter idealista que rodea la misión de brindar una opinión. Verán, a menudo se cree que los columnistas o articulistas tienen la obligación ética, moral y hasta profesional de regirse siempre con neutralidad y objetividad en sus trabajos; sin embargo, nadie recuerda que toda crítica obedece a una serie de preocupaciones, y es debido a esto que los lectores necesitan entender que cada trabajo persigue el objetivo de traer a la exégesis literaria todas las pasiones o ideas políticas de un escritor. En lo personal, creo que la labor…

2 Me gusta

Excelente abordaje del tema. Escribir no es tan sencillo como parece. Opinar sobre temas de impacto social o políticos, siempre generan opiniones encontradas; por un lado, aquellos que están de acuerdo con lo que se escribe y, por otro, los que no estarán de acuerdo. El punto es establecer claramente la razón que motiva la opinión o el deseo de escribir. Evidentemente, deberá ser una escritura crítica y reflexiva en función del problema y no de quienes están involucrados en el mismo. En consecuencia, hay que definir, como bien se dice en este artículo, hacia donde enfocaremos la imparcialidad y de que manera pensaremos fuera de la caja. Pues con este concepto de imparcialidad, se tiende a enfocar con relación a la persona o el pensamiento político más que, tal como se dice aquí, “ser capaces de enfatizar en lo que somos diferentes y, por ende, deducir aquello en lo que somos iguales”.

1 me gusta