El presidente en contra de las energías limpias, ¿Qué debemos hacer?

El pasado primero de febrero el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mandó una iniciativa para reformar la ley eléctrica, que consta de suministrar la demanda de energía eléctrica del país con el siguiente orden. Primero se tomará la energía de las plantas hidroeléctricas de la CFE, que cabe destacar es una parte mínima de la energía producida en el país. Después, se tomará la energía producida por las plantas de CFE que funcionan a través de quema de combustóleo y carbón, las cuales son las más contaminantes y costosas. Por último, se tomará la energía eólica y solar de particulares. Actualmente se suministra la energía más barata, por lo que fomenta la inversión y desarrollo de energías limpias, dentro de lo que cabe y con sus debidas restricciones de inversión y dificultades para obtención de permisos para la implementación de las mismas.

El presidente pretende que con esta reforma ayudará a la CFE a obtener mayores ganancias. Los resultados que esta reforma traerá son, alza en los precios de la energía eléctrica, incumplimiento con tratados internacionales con Estados Unidos, Canadá y diferentes países que tenían planeado invertir en el mercado de las energías limpias en nuestro país. El punto más importante en mi opinión, es, el hecho de que todo el mundo está intentando fomentar las energías limpias y la mayoría de piases hizo un compromiso para reducir los contaminantes que genera la producción de las energías que está queriendo priorizar el gobierno.

Esta reforma paso a ser aprobada por la cámara de diputados y posteriormente se aprobó por la cámara de senadores. En las últimas semanas fuimos testigos primero de que un juez frenó la reforma por inconstitucional. Poco tiempo después el presidente señaló que el juez debería de ser investigado por su decisión, días después otros jueces apoyaron a que la reforma es inconstitucional. Como si fuera poca la terquedad del presidente, se atrevió a indicar que en este caso debería de reformar la constitución.

Me parece irreal lo que está pasando, inconcebible, el presidente y el gobierno se ha mostrado tan incapaz en pensar en el bien común, dejando atrás su palabra, honor y compromisos con los mexicanos y el mundo. Es ilógico como el Andrés Manuel pretende que México literalmente camine hacia atrás en la implementación de energías limpias.

Es evidente que hay una gran oposición al desarrollo de las energías limpias en México, pero también vemos presente a los que si la apoyan. Ahora, pido de la manera más atenta a todos aquellos interesados en el tema, conocedores y mentes curiosas. Compartan lo que podemos hacer como individuos, empresas y agentes de gobierno para ir avanzando en esta transición de energías limpias que tanto urge al país y al mundo. Las acciones pueden ser de alto o bajo impacto, a corto o largo plazo. Me gustaría recibir una tormenta de ideas, comentarios y soluciones. Los invito a manifestarse sin vergüenza alguna por favor, el lector tiene conocimiento o sabe hacer preguntas que los demás no saben o no han pensado.
El progreso requiere de la inteligencia colectiva y la innovación y “este problema debe ser solucionado para ayer”

La mayor parte de la información compartida la obtuve de distintos medios de noticias, principalmente de “brieffy”, que recomiendo mucho y de pláticas con amigos y conocidos del sector. Quiero dejar en claro que no soy experto en el tema y estoy aprendiendo con la ayuda de medios como el presente. Infinitas gracias por su tiempo.