Nueva normalidad = VPN

Como administrador de red puedo decir que las VPN’s se han vuelto parte mi día a día desde hace algunos años y estoy seguro que de muchísimos usuarios más a consecuencia de la pandemia. Configuración, puesta a punto y utilización de las mismas y no, no son únicamente para navegar en internet como si estuvieras en un país distinto o para evitar ser rastreado en la red.

Vamos a platicar un poco de cómo funcionan, su rol en el mundo laboral y para que las utilizan los usuarios en general.

Una red privada virtual o virtual private network es básicamente una conexión cifrada entre dos puntos, pueden ser dos redes completas así como un usuario a una red o servidor. Se crea un túnel entre estas dos redes o dispositivos por lo que se crea una conexión “directa”, pero más importante, cifrada.


Ahora, imagina que tienes un servidor en tu oficina al que no puedes acceder desde casa, ahí es precisamente donde entra esta tecnología. Una VPN crearía un “túnel” hacia la red laboral, simulando que tu computadora está en tu lugar de trabajo, por lo cual, tendrías acceso directo a los recursos del servidor. Lo anterior facilita el esquema home office si tienes servicios en la oficina a los cuáles quieres acceder de forma remota.

Además de esto, generalmente son utilizadas para simular que los dispositivos se encuentran en una ubicación distinta, el servicio te asigna una IP del país por el que quieres simular tu navegación y tu conexión tiene un nivel de seguridad extra. Esto es particularmente útil si te conectas a redes públicas como las de los cafés o los espacios públicos. Además, te permite acceder a recursos y catálogos de sitios extranjeros. Muchas personas las utilizan para conectarse a servicios de streaming de video en otros países.

Este servicio tiene evidentes ventajas, pero hay que tomar en cuenta algunas contras como los problemas de ancho de banda, ya que es posible que la velocidad con la que navegas se vea disminuida. Otro punto a considerar es que el tráfico no es completamente “invisible”, las herramientas como las cookies aún pueden ver tus datos, además de que hay ciertas webs que no permiten que utilices este tipo de conexión.

En general podemos decir que es una buena opción y que, depende la VPN, puedes obtener distintos tipos de cifrado y seguridad, por lo que la información no debería estar comprometida, siempre y cuando no navegues por sitios extraños. Muchas compañías importantes incluso las utilizan para que sus empleados cifren todo su tráfico estén donde estén.

¿Utilizas las VPN?¿Es para uso personal o laboral? ¡Comparte tus experiencias!

1 me gusta