Películas sobre política y poder

En el panorama actual, en medio de una contingencia que nos impide llevar a cabo nuestras actividades cotidianas, es prudente aprovechar nuestro tiempo libre en actividades que en otras circunstancias nos sería difícil hacer. Una de ellas, y personalmente una de las que más disfruto, es ver películas en casa que nos invitan a reflexionar sobre nuestra realidad.

Desde la aparición de las películas a finales del siglo XIX, y hasta nuestros días, la política y el poder son temáticas recurrentes en obras fílmicas, muchas de ellas, ya consideradas clásicos, nos invitan a ver más allá para generar un análisis crítico del ejercicio público y sus efectos en la sociedad.

Aquí algunas de ellas:

El ciudadano Kane (Estados Unidos, 1941)
Director: Orson Welles.

Un magnate estadounidense, Charles Foster Kane, dueño de una importante cadena de periódicos, de una red de emisoras, de dos sindicatos y de una inimaginable colección de obras de arte, muere en Xanadú, su fabuloso castillo de estilo oriental. La última palabra que pronuncia antes de expirar, ”Rosebud”, cuyo significado es un enigma, despierta una enorme curiosidad tanto en la prensa como entre la población. Así, un grupo de periodistas emprende una investigación para desentrañar el misterio.

Milk: Un hombre, una revolución, una esperanza (Estados Unidos, 2008)
Director: Gus Van Sant

Harvey Milk, el primer político abiertamente homosexual elegido para ocupar un cargo público en Estados Unidos, fue asesinado un año después. A los cuarenta años, cansado de huir de sí mismo, Milk decide salir del armario e irse a vivir a California con Scott Smith. Una vez allí, abre un negocio que no tarda en convertirse en el punto de encuentro de los homosexuales del barrio. Milk se convierte en su portavoz y, para defender sus derechos, no duda en enfrentarse con empresarios, sindicatos y políticos.

La caída de los dioses (Italia, 1969)
Director: Luchino Visconti

Crónica sobre las vicisitudes de los Essenbeck, una familia de la alta burguesía alemana propietaria de una importante empresa siderúrgica. La historia se extiende desde el incendio del Reichstag (1933) hasta la “Noche de los cuchillos largos” (1934), durante la cual tuvo lugar la matanza de los miembros de las SA. Tras la subida al poder del nacionalsocialismo, la familia discute qué posición debe adoptar respecto al nuevo régimen. Sólo uno de sus miembros, Herbert, se niega a apoyarlo, sobre todo a raiz del incendio del Parlamento alemán, razón por la cual tendrá que huir dejando en Alemania a su esposa y a sus hijas. Los Essenbeck no podrán evitar verse envueltos en las luchas de poder entre las distintas facciones nazis.

Todos los hombres del presidente (Estados Unidos, 1976)
Director: Alan J. Pakula

En 1972, dos jóvenes periodistas del diario The Washington Post, Bob Woodward (Robert Redford) y Carl Bernstein (Dustin Hoffman), comienzan a investigar lo que parece ser un simple allanamiento del cuartel general del Partido Demócrata en Washington. Sus descubrimientos desencadenan el llamado ‘caso Watergate’, que provocó la dimisión del presidente Richard Nixon.

La Ley de Herodes (México, 1999)
Director: Luis Estrada

En 1949, durante el sexenio del presidente Miguel Alemán, el corrupto alcalde de San Pedro de los Saguaros es linchado y decapitado por los indígenas que habitan el lugar. Corren tiempos electorales y el gobernador no está dispuesto a ver peligrar su posición por un escándalo político, por lo que ordena a su secretario de gobierno, el licenciado López, que nombre un nuevo alcalde para San Pedro. López decide que el más indicado es Juan Vargas, un inofensivo y fiel miembro del partido que seguramente no será tan corrupto como su antecesor.

(Fuente: Filmaffinity)

¿Conocer otras películas que aborden la política y poder?

1 me gusta